Ejemplo de vida y recuperación

La vida de Pedro Pablo de Vinatea esta llena de Esfuerzos. Es subcampeón Panamericano de Parabádminton. Amante del bádminton, a los 14 años le detectaron cáncer a los huesos y tuvieron que amputarle una pierna. Pero su sueño halló la manera de realizarse.

De una manera u otra, su sueño encontraría la manera de realizarse. Desde que era pequeño, como a los 8 años, Pedro Pablo de Vinatea se recuerda amante del deporte. Primero fue la natación y luego el bádminton, deporte en el que ya había merecido algunas medallas. Pero un osteosarcoma, cáncer muy agresivo que se presenta sobre todo en niños y adolescentes, quiso vencerlo en la última partida. Le arrebató una pierna que tuvieron que amputarle para salvarlo, pero no su sueño.

Ahora su historia de triunfos, y también desazones compite por ser la mejor en el concurso ‘Historias de Tiempo’, de un banco local. El objetivo: mostrar cómo el tiempo juega a favor de una persona cuando este lucha por sus metas.

Featured image

Mi hermano y yo íbamos con toda la familia al club Regatas y ahí descubrimos el bádminton. Era verano del 1998 y jugábamos todo el día. Entonces un entrenador me llama junto a otros muchachos para entrenar, digamos, con mayor intensidad. Y así estuve hasta los 14 años. Fue a esa edad que un dolor en la pierna lo detiene. “No le di importancia porque entre los deportistas es común sentir dolores que al día siguiente pasan”, dice. Pero este no pasó, así que fue a ver al médico y le comunicó sus síntomas: dolor en la pierna derecha e inmovilidad de los dedos del pie del mismo lado. En el 2002 recibió su primera quimioterapia, luego de lo cual el tumor remitió, pero ya para la sexta estaba más grande que cuando lo habían diagnosticado. De modo que había que tener en cuenta otras opciones. Su familia había indagado y dio con el nombre de una clínica italiana, especialista en niños y adolescentes. El médico dio varias alternativas, pero solo una era definitiva: “Luego de soportar tantas quimioterapias, decidí ir a lo seguro: que amputaran la pierna”.

Featured image

Pero quien pensó que el afán de ser un jugador profesional de bádminton se había resquebrajado con esta decisión, se equivocó. Es cierto, el cáncer y luego la amputación de la pierna le habían quitado algunos ánimos. Aun así, se sobrepuso. “Cuando regresé a Lima, casi ocho meses después, y ya con una prótesis, no quería estar lejos de mi equipo, así que me hicieron árbitro. Así podía seguir cerca al deporte y viajar con el grupo”, recuerda. Fue en uno de esos viajes en que ocurrió lo inesperado.

En Brasil, uno de los árbitros me comentó que existía una categoría en la que yo podía jugar. No arbitrar, ¡jugar!”. Se trataba del parabádminton, para deportistas con algún tipo de discapacidad. Así, en octubre del 2010, participó en el primer campeonato panamericano de parabádminton realizado en Curitiba, Brasil, en el que obtuvo la medalla de plata. Llegué a la final, en el último partido me venció un brasileño. Tenía una prótesis, como yo, pero tenía más tiempo practicando, harta energía y hasta patrocinadores. Era como un ejemplo de lo que yo quería llegar a ser”. Actualmente, Pedro Pablo se está preparando para el Campeonato Mundial de Parabádminton, a realizarse en noviembre de este año en Guatemala.

Y es que los sueños, cuando se sueñan con el corazón, suelen hacerse realidad cualquiera sea la forma en que se cumplan.

Featured image

Escrito por: Aldo Cerrutti

Fecha: 12 de noviembre del 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s